Cartas y Oficinas Postales en Japón

3 10 2010

La mayoría de la correspondencia de negocios y privada en Japón, como en cualquier otro país en estos tiempos, se hace a través de email o internet. Sin embargo, si estás en Japón y quieres mandar una carta tradicional o una postal a tus amigos de España esta información te puede interesar.

Lo primero que debes saber es que no necesitas saber escribir japonés para mandar una carta desde Japón o a Japón. Direcciones escritas en el alfabeto Romano son entendidas siempre y cuando la dirección esté escrita correctamente.

Los buzones en las principales ciudades de Japón tienen dos ranuras. La ranura de la izquierda es para cartas ordinarias y postales. La de la derecha es para el correo internacional y para cartas urgentes tanto nacionales como internacionales. Las cartas se recogen 4 ó 5 veces al día.

Las oficinas de correos en Japón se identifican por el símbolo mostrado abajo. En estos edificios no sólo se tramitan todo tipo de correspondencias, sino también muchos otros tipos de operaciones como por ejemplo: transferencias por teléfono o telegrama, pago de impuestos y diversas facturas, electricidad, sanidad, y otros pagos gubernamentales. Incluso se pueden abrir cuentas de ahorro y planes de pensiones.

Como curiosidad, en Japón el mandar felicitaciones de Año Nuevo es una tradición que se guarda con gran celo. Estas felicitaciones llamadas mengajou, son almacenadas en las diferentes   oficinas de correos hasta la mañana del primer día del año cuando miles de estudiantes salen a la calle para por un día convertirse en carteros y hacer llegar todas las felicitaciones a todos sus destinatarios.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La próxima entrada tratará de cómo mantenerse informado mientras visitas Japón.





El teléfono público en Japón

1 04 2009

Si tienes que telefonear a alguien y aún no tienes teléfono propio es posible que tengas que utilizar un teléfono público. En Japón encontrarás gran variedad de teléfonos públicos de diversas compañías y colores, siendo los de color amarillo, verde, rojo, y rosa los más comunes. Te será fácil encontrar teléfonos públicos en centros comerciales o en las estaciones de metro y tren.

Para usar el teléfono, levanta el auricular e inserta una moneda de 10 ó 100 yenes en la ranura. Los teléfonos rojos y rosas sólo aceptan monedas de 10 yenes, los amarillos y verdes aceptan monedas de 10 y 100 yenes. No se pueden insertar más de seis monedas al mismo tiempo.

Lo mejor es comprarse una tarjeta ya que sale más barato. Sólo los teléfonos verdes y grises aceptan tarjetas.

Para hacer llamadas de emergencia utiliza el botón rojo que encontrarás en la base de los teléfonos y después marca el 110 para llamar a la policía o el 119 para llamar a una ambulancia.

Para asistencia o información turística en Inglés llama al 03-3201-3331 en Tokio, y al 075-371-5649 en Kioto.

Para realizar llamadas internacionales tendrás que hacerlo desde un teléfono verde, o cualquier otro teléfono que tenga un panel color verde dorado. Desde estos teléfonos también podrás realizar llamadas a cobro revertido.





Buscando casa en Japón

27 03 2009

Al menos que tu visita a Japón sea meramente turística y breve tendrás que buscar un apartamento o casa donde vivir. A los apartamentos pequeños en Japón se les llama “apaato”, los cuales están habitualmente construídos de madera. Los apartamentos más caros y más grandes se llaman “manshon”, los cuales son parte de un complejo de apartamentos y están construídos con ladrillo y mortero.

Hay muchas páginas webs en el internet donde se puede consultar el precio, el tamaño, y la localización de apartamentos por todo Japón. Sin embargo, nunca te comprometas a alquilar nada sin verlo antes “in situ”.

Una vez que decidas el lugar donde quieres vivir, lo mejor es darse una vuelta por el área y echar un vistazo a lo que las agencias inmobiliarias tengan que ofrecer.

Los agentes inmobiliarios te enseñarán la casa que elijas gustosamente. Una vez en el apartamento o casa, inspecciona todo al detalle, como por ejemplo, la distribución de la habitaciones y la iluminación de las mismas, el estado del tatami, y la ubicación. Habitualmente los partamentos más cercanos a la estación de tren son más caros, pero mucho más convenientes.

Una vez que encuentres la casa ideal tendrás que ir hasta la oficina de la agencia para firmar el contrato y hacer el primer pago en efectivo. La primera vez tendrás que pagar, un mes por adelantado, el equvalente a un mes de renta al agente inmobiliario, dos o tres meses como depósito, y al menos uno o dos meses para “reikin” o dinero de la llave que va directamente al dueño del piso.

Resumiendo, para alquilar una casa en Japón tendrás que contar con al menos seis meses de renta en efectivo para los primeros gastos y por supuesto tendrás que poseer un visado que te permita estar en Japón por una larga estancia, y tu “alien card” o tarjeta de extranjero en regla.





Conduciendo en Japón

25 03 2009

Conducir en Japón es más difícil de lo que uno puede pensar. Las carreteras son muy estrechas y habitualmente llenas de gente, también las señales de tráfico son difíciles de entender ya que muchas de ellas utilizan caracteres japoneses. El alquiler de coches es bastante popular en Japón, aunque en algunos lugares para alquilar un coche o una furgoneta es posible que te pidan un carné de conducir internacional.

En Japón se conduce por la izquierda como en el Reino Unido. Así que antes de alquilar un coche tal vez sería conveniente esperar un poco hasta que te aclimates al país. También es una buena idea pedirle a un amigo que te lleve a dar un paseo en coche para que tengas una idea de como conducir por la izquierda.

Una vez conduciendo, es recomendable conducir en las carreteras principales,  nacionales o autopistas, ya que las carreteras secundarias son difíciles para la conducción, y muchas de ellas son de un solo sentido.

Las caravanas son comunes en las carreteras japonesas durante las horas punta, en la mañana y por la tarde los días entre semana. Los fines de semana las caravanas se trasladan a las autopistas.

Las pequeñas moticicletas son muy populares en Japón. Hay que tener mucho cuidado con ellas ya que los conductores de estos vehículos no tienen mucha experiencia y pueden ser peligrosos.

Es bastante común ver a coches de policía escondidos con radar midiendo la velocidad de los conductores. A ésto se le conoce como “nezumi-tori” lo cual se traduce como “cazando ratas”, un nombre bastante interesante. El límite de velocidad en las ciudades es baja, 40 kilómetros/hora. Aunque no mucha gente la observa.

Conducir ebrío esta muy castigado en Japón. Si te hacen un test de alcoholemía y das positivo te quitarán la licencia de inmediato.

Aunque los japoneses son gente muy educada, cuando conducen pierden la maneras. Es bastante común ver a conductores tirar cosas por la ventana del coche como colillas o latas de refrescos vacías.

Los nuevos conductores llevan en la parte trasera del coche un símbolo con forma de hoja de color verde y amarillo. Este símbolo equivale a la L que se utiliza en España.

Aparcar ilegalmente es práctica común en Japón. Por lo cual es común el ver señoritas vigilando en coches de policía pequeños marcando con una tiza la rueda delantera de un coche mal aparcado. La grúa se encargará posteriormente de retirar todos los coches marcados con tiza.





Taxis en Japón

23 03 2009

A la salida de cualquier estación de tren o metro encontrarás una fila de taxis de diversos colores y compañías esperando pacientemente para realizar su trabajo. Al contrario que en España donde todos los taxis son del mismo color, en Japón cada compañía tiene un color diferente. Es una buena idea anotar el nombre de la compañía, que habitualmente se encuentra en la parte superior del taxi en el frente con el logo de la misma, por si te olvidas algo en el taxi.

Algo que te sorprenderá cuando te montes en un taxi en Japón es la pulcritud en la apariencia del conductor y del taxi. La mayoría de los conductores llevan corbata e incluso guantes.

Si tienes que buscar un taxi en plena calle y no cerca de una estación es bueno saber que los taxis que van vacíos tienen una luz roja en el frente. Si la luz está apagada es que el taxi va ocupado, y si la luz es verde, es que la tarifa que se te va a cobrar es la nocturna. Ten en cuenta que es bastante difícil algunas veces encontrar un taxi en plena calle, así que siempre es mejor dirigirse a la estación más cercana.

Los pasajeros habitualmente se montan en los sillones traseros. Ten cuidado y no te acerques mucho a la puerta ya que éstas son automáticas y te pueden hacer daño al abrirse si te acercas mucho.

Se pueden llevar maletas en la parte trasera del taxi sin que se te cobre más por ello. La mayoría de los taxistas en Japón no hablan Inglés, mucho menos Español, así que siempre es aconsejable llevar un papel con la dirección a la que te diriges. Ten en cuenta que como en Japón las calles no tienen nombre, la dirección tendrá que ser muy clara. Lo mejor es decirle al taxista que te lleve hasta un lugar conocido que esté cercano a tu destino, como por ejemplo, un 7-eleven, hospital, centro comercial, o algo parecido.

Al llegar al destino paga la cantidad que aparece claramente en la pantalla del taxímetro. La tarifa mínima a pagar en estos días (2009) es de 710 yenes, el equvalente a €5 más o menos.





Viajando en Tren y Autobús en Japón

22 03 2009

Japón tiene una red ferroviaria que es, posiblemente, la envidia de los países desarrollados. Tanto los trenes como el metro son rápidos, limpios, seguros, no como en ciertas ciudades españolas como Barcelona o Madrid donde te puedes considerar afortunado si sales con la cartera del metro. También son baratos y la calidad del servicio es muy superior a cualquier red ferroviaria o de metro en Europa.

En contra de lo que muchos estamos acostumbrados a ver en ciudades como Madrid o Barcelona, la gente en Japón no se cuela en el metro o en los trenes de cercanías. Supongo que será porque el pueblo nipón está mucho más desarrollado intelectual y socialmente que el Español.

Si tienes que coger el tren para desplazarte a alguna parte, es aconsejable evitar las horas puntas ya que en estas horas en la mañana y por la tarde hay tanta cantidad de gente que te resultará difícil no sólo salir del tren en tu estación de destino sino también entrar en el tren en tu estación de origen. Para facilitar ésto, en horas puntas podrás ver a “empujadores oficiales” “ oshiya” que se encargan de empujar a la gente en el vagón para que las puertas puedan cerrarse.

Una vez en el tren algo que te llamará especial atención es la limpieza de los vagones y la comodidad de los mismos.

Una vez que te familiarices con el tren y el metro, otra buena opción para desplazarse en Japón son los autobuses. Las estaciones de autobuses tienen generalmente una pequña oficina donde podrás informarte del autobús que debes coger para llegar a tu destino.

La tarifa en algunas ciudades dependerá del lugar donde te montes en el autobús, en otras la tarifa es fija, no importa donde vayas. Al entrar en el autobús verás una pantalla en la parte superior donde se sienta el conductor, con distintas tarifas iluminadas, simplemente paga la tarifa iluminada que se muestre más a la derecha. Dependiendo de la compañía de autobús a veces tendrás que pagar a la salida, no a la entrada. Usa el mismo método para saber cuanto has de pagar.

Cada parada será anunciada con tiempo para que puedas preparate para apearte del autobús. Si no estás muy seguro de la parada donde te has de bajar, lo mejor es preguntar al conductor cuando entres en el autobús; el conductor te ayudará amablemente.





Buscando Direcciones en Japón

15 03 2009

Es posible que una vez que llegues a Japón tengas que aventurarte a buscar la casa de un amigo, el hostal, u hotel donde te hospedas. El callejero japonés es bastante diferente a lo que los occidentales estamos acostumbrados. Tokio, por ejemplo, está dividido en barrios o “ku”, los cuales están sub-divididos en “machi”, “choo-me”, “banchi”, y “go”. Cada uno de estos términos siendo a su vez una división del anterior.

Exceptuando a grandes avenidas, y colinas, la mayoría de las calles en Japón no tienen nombre. Lo cual dificulta el encontrar la dirección que estás buscando. Una buena idea sería el que alguien te dibuje un pequeño mapa con puntos de referencia claros para que te sea más fácil encontar lo que buscas.

Si te pierdes, algunas opciones para encontrar el camino son las siguientes; trata de buscar una estación de policia “kooban”. Las estaciones de policía son pequeños edificios de dos habitaciones donde siempre hay uno o dos policías a lo sumo. Ellos tienen una gran cantidad de mapas y te ayudarán feliz y educadamente. Si no ves ningún policía alrededor tuyo, busca una estación de trenes. Habitualmente a la salida de las estaciones de tren encontrarás un mapa grande con el número de “choome” y “banchi”. Una vez orientado, trata de encontrar el número “banchi” que buscas en postes telegráficos y casas.

Si aún sigues perdido, lo mejor será que pares a cualquier persona y preguntes directamente por el lugar que buscas. Por ejemplo, digamos que estás buscando el Grand Hotel en Tokio, para a alguien y pregunta: “Sumimasen, Grando Hoteru doko desuka”. Los japoneses son tan amables que te ayudarán gustosamente.








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.